Calefactores electricos

El frío en invierno es un hecho, algunos lo soportan solo con más zafradas, otros con un amante y hasta he escuchado que subir un poquito de peso también sirve, Pero lo que la mayoría de los mortales hacemos es usar algún calefactor, en esta ocación, hablaremos sobre los eléctricos.

Existen muchas formas de logar la felicidad del gato de arriba, también existen muchos mitos y precios, hoy hablaremos de ellos.

Quiero comenzar explicando algunos conceptos, el calor es una energía, esta se puede transferir por el contacto entre 2 objetos a distinta temperatura o por radiación infrarroja.

La radiación infrarroja, es como la luz, pero el ojo humano la puede ver. Esta traspasa el aire hasta llegar a alguna superficie, la cual al absorberla, incrementa su temperatura.

Los Watts son una unidad de potencia, lo que significa que mide cuanta energía está consumiendo el aparato eléctrico en una cantidad de tiempo.

Cuando convertimos energía eléctrica en calórica, tenemos una eficiencia del 100%, pero esta se puede radiar como radiación infrarroja o por contacto incrementando la temperatura del aire alrededor.

La temperatura que percibimos es la que está en contacto con nosotros, en otras palabras la del aire, mientras que la luz infrarroja solo la percibimos si nos “ilumina”. En otras palabras lo que queremos es calentar el aire.

Todo calefactor eléctrico de 1500 watts, consumirá la misma corriente y generará el mismo calor, pero dependiendo de la tecnología, se diferenciará cuanto se temperará el ambiente.

Por ejemplo el calefactor de la imagen a continuación emite principalmente ondas infrarrojas que dejarán el calor en las paredes o incluso se escapará por el vidrio de una ventana.

Mientras que los del tipo ventilador (foto a continuación) transfieren mayor calor el aire.

El de la foto a continuación es uno del tipo Oleo Son silenciosas y tienen gran superficie de contacto con el aire.

La ultima “chupada del mate” son los Far Infrared, Son cajas donde se transfiere todo el calor posible al aire y luego es expulsado.

Existen otras tecnologías, pero creo que ya quedó claro el concepto Otros factores a considerar son:

  • Termostato: una forma de ahorrar es no tener la casa “mas caliente de lo que se desea”.
  • Timer: Permite programar el encendido y apagado de la estufa, así evitando sobre consumo.
  • Reloj: Podemos querer que se prenda en la mañana antes de despertar.
  • Ruido: se mide en dBA, un calefactor ruidoso puede ser molesto.
  • Control desde el Celular: El vendedor dijo que era útil…. (jeje)

Si te gustó, síguenos en cualquiera de nuestros medios, allí aparecerán todas las publicaciones.

Y no olvides compartir en tus RRSS, vuestras visitas son mi motivación.

Print Friendly, PDF & Email

2 comments

    1. Voy a ver si encuentro la fuente nuevamente, pero lo del 100% de conversion es completamente cierto.
      Lo leí de muchas fuentes y también lo dijo mi profesor de física en la universidad (era físico nuclear)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.